FICHA TÉCNICA

  • Título: La caricia del infierno

  • Autora: Jennifer L. Armentrout

  • Editorial: Plataforma Neo

  • Saga/Autoconclusivo: Saga (Los Elementos Oscuros nº2/3)

  • Género: Young adult – Romance paranormal – Fantasía

  • Año de publicación: 2017

  • Precio: 18,00€

  • Páginas: 472

SINOPSIS

Layla Shaw intenta arreglar su vida hecha añicos, tarea complicada para una adolescente convencida de que las cosas ya no pueden empeorar más. Zayne, su atractivo mejor amigo, está fuera de su alcance debido a su misterioso poder para robar el alma cuando besa a alguien.

Los Guardianes, que siempre la han protegido, de repente ocultan peligrosos secretos. Y no se puede permitir pensar en Roth, el sexy príncipe demonio que la entendía como nadie lo había hecho antes. Pero a veces tocar fondo es solo el comienzo. De repente, los poderes de Layla empiezan a desarrollarse y por fin recibe la tentadora oportunidad de experimentar lo que hasta ahora se le había prohibido. Entonces, cuando menos se lo espera, Roth regresa, y trae consigo noticias que podrían cambiar su mundo irremediablemente.

Por fin consigue lo que siempre ha deseado, pero con el infierno desatándose literalmente sobre la Tierra y el aumento de los asesinatos, el precio podría ser más alto de lo que Layla está dispuesta a pagar.

MI OPINIÓN

Aviso: Esta reseña puede contener spoilers del libro anterior.

Si no habéis leído su primera parte, “El beso del infierno”, os dejó la reseña para que podáis conocer a los protagonistas y la historia sin ningún spoiler.

La trama va a continuar dos semanas después del final del primer libro. Layla está bastante deprimida por todo lo que ha pasado, tiene que sobrellevar toda la información que ha descubierto sobre ella y su familia continuar con su vida y con la “pérdida” de Roth, que como sabemos quedó atrapado en los fosos del infierno. Pero Roth va a volver, y consigo va a traer nuevos problemas y una gran desilusión para Layla que no puedo desvelar.

“La caricia del inferno”, para mi, ha superado con creces al primer libro. Tiene mucha más acción desde el primer momento y te enganchas con mucha más facilidad por los giros argumentales y sorpresas que te va dando la autora. El mundo que ha creado Jennifer me parece de lo más original, creo que ya lo comenté en la reseña del primer libro pero es que es la verdad. Nos encontramos con gárgolas, que son los guardianes que protegen a los humanos de los demonios, todos conviven con los humanos sabiendo de su existencia y en “La caricia del infierno” vamos a conocer muchas más cosas sobre este mundo y a los protagonistas. Todo el libro está narrado desde el punto de vista de Layla y eso, quieras que no, te hace empatizar muchísimo con ella y conocerla bastante más. Me habría gustado ver también en algunos momentos el punto de vista de Roth e incluso el de Zayne pero bueno, lo perdono porque me encanta Layla jaja. 

Quiero hacer hincapié en que el libro, a pesar de que tiene casi quinientas páginas, no se hace lento en ningún momento. Es una lectura muy ligera que es básicamente a lo que Jennifer L. Armentrout nos tiene acostumbrados en todas sus historias. También comentar que te ríes mucho con los diálogos entre los personajes, esto lo hace bastante más ameno, y las descripciones son totalmente necesarias y nada pesadas.

Los personajes principales siguen siendo los mismos. En primer lugar, Layla que me gusta mucho desde el primer momento y  contiua gustando igual tras leer el segundo libro. Está mucha más indecisa respecto a Zayne y Roth pero es normal, encima hay que sumarle el problema de su mezcla de sangre, de la información nueva que tiene que asimilar y de los problemas que tiene que parece que van todos a ella, tiene un imán. Es un personaje que evoluciona en comparación con el libro anterior, tiene mucha fuerza y forja mucho más el carácter que tiene y que realmente la hace tan especial. A mi es un personaje que me encanta. 

Continuando, tenemos a Roth, mi personaje favorito de esta historia. Lo adoro fuertemente desde el primer momento y sin duda alguna ha continuado igual en esta segunda parte. Destacar que al principio del libro está mucho más distante pero como ya imaginareis es fachada y descubriremos más de él y de sus sentimiento hacia Layla. Estaba deseando a medida que leía que el apareciera y cuando había diálogos suyos los disfrutaba mucho porque me encanta su personalidad tan sarcástica y chulesca. 

Y en tercer lugar tenemos a Zayne, es un personaje que desde que lo conocí me cayó mal, no sé porque pero, es así. En este libro cobra mucha más importancia y protagonismo porque en el primer libro realmente vimos poquita cosa sobre él pero en este lo vamos a conocer en profundidad. Yo he cerciorado que no me gusta nada. Me parece el típico chico “perfecto”. Siempre apoyando a Layla, atento y cariñoso pero luego demasiado sobreprotector e incluso en algunos momentos me parecía hasta posesivo por la sobreprotección que tenía, que vale entiendo que le preocupe Layla y que le pueda pasar algo pero es adulta y toma sus propias decisiones, no es tonta, déjala pensar y decidir que puede o no puede hacer. 

El romance va a continuar con el triángulo amoroso entre Layla, Roth y Zayne. No me gusta nada este chiché pero en este caso desde el primer momento me incliné totalmente por Roth así que no me afectó demasiado la indecisión de Layla porque yo ya tenía súper claro cual era mi favorito. Eso si, en esta segunda parte, Zayne va a tener mucho más protagonismo en todos los sentidos así que si sois team Zayne los vais a disfrutar más que el primero. El triángulo amoroso está bien llevado, no es aburrido como pasa a veces en otros libros que la protagonista está constantemente que si ahora este que si ahora el otro y al final el libro se hace repetitivo y la trama se basa en la indecisión de la protagonista por uno o por otro. En este caso no pasa esto y el triángulo no interfiere para nada en la trama principal que es algo que yo agradezco mucho.

En resumen “La caricia del infierno” me ha parecido una segunda parte llena de acción, muchas sorpresas, una buena dosis de romance y con buen ritmo. No se hace para nada pesado, vas leyendo y no te das cuenta y ya vas por el último capitulo. Tiene un final que te deja con la necesidad inmediata de leer su tercera parte para saber como terminará toda la historia y como se resolverá el enorme problema que tienen nuestros protagonistas. Jennifer L. Armentrout sabe como enganchar al lector y es que no falla, adoro mucho a esta autora, es un hecho. Si no habéis leído a la autora os animo a que le deis una oportunidad porque valen mucho la pena cualquiera de sus historias.

PUNTUACIÓN

4/5